Alterna Festival: haciendo un festival desde abajo

Mientras algunos festivales ya viven en ese estatus de poder crear prácticamente cualquier cartel y conseguir una masa fiel de asistentes, muchos de ellos trabajan a menor escala para conseguir, algún día, alcanzar ese nivel. Ese tránsito de “festival de pueblo” a “festival reconocido” es un camino tortuoso de años y años en los que te tiene que acompañar el público, la suerte y, por supuesto, hacer las cosas bien.

Así, a la sombra de Viñarock por hacerse a pocos kilómetros de él, partiendo como un festival de verano más y ganando asistentes con los años, el Alterna Festival llega a una undécima edición con el cartel ya de festival revelación del país, con bandas internacionales y un público al que ha sabido encandilar tanto por lo relajado de su ambiente como por los talleres que lo acompañan y los artistas presentes. Y es que hace unos años no destacaba a nivel nacional, pero ese festival que se celebra en El Bonillo (Albacete) cada vez es más conocido.

Tanto, que ya ha sido nominado e incluso premiado como mejor festival del país según varios medios especializados, lo que a su vez ha animado a muchos a conocer ese festival desconocido que pone a la provincia de Albacete como la provincia del rock nacional, o al menos, como una de ellas a pesar de ser relativamente desconocida y pequeña en población.

Cartel de gala para la undécima edición

El Alterna Festival no se cierra a bandas internacionales, y por ello podremos vivir algunas de las pocas actuaciones que algunos grupos harán en España. Es el caso de Asian Dub Foundation, banda londinense de mestizaje entre reggae y drum and bass que fue la encargada de animar la previa de la última final de la Champions League en Liverpool, o The Qemists, otra banda británica con tintes más electrónicos. Los bosnios Dubioza Kolektiv ponen el rock-ska balcánico y A.N.I.M.A.L. el heavy metal más duro desde Argentina.

Pero no puede faltar Rosendo en su gira despedida y La Raíz en idéntica situación. Tampoco bandas como Soziedad Alkohólika, Lendakaris Muertos, Boikot, O’Funkillo, Trashtucada o Riot Propaganda, entre otros clásicos de los festivales de la península. Todo ello, en un aforo limitado a 4.200 personas que suman más que los habitantes de la propia población, en la que se espera que sea la edición más numerosa de su historia.

Las pocas entradas que aún siguen aún a la venta están disponibles en su página web.

Tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Comments are closed.