Amanecer Bailando no consigue esquivar el aluvión de problemas vecinales

El festival mostoleño Amanecer Bailando nació con polémica, y a lo largo de su desarrollo el pasado sábado no consiguió resarcirse de las acusaciones de partidos políticos así como de las críticas (algunas de ellas muy fundamentadas) de los asistentes, ya sea por ubicaciones, instalaciones, etc.

Los errores y el inicial mal tiempo (si bien por la tarde dejó que el evento se celebrase con total normalidad) han empañado el que podía ser un festival muy importante (y aún puede serlo de cara a futuras ediciones). Quejas comprensibles por la proximidad del recinto a las casas y la potencia de los equipos de música que hacia que se escuchara en kilómetros. Y la mayor de las quejas de los espectadores, el no poder salir del recinto una vez entraban, algo que provocó que se sintieron “encerrados como gallinas”. Hay que remontarse años incluso para recordar a un festival que no tuviera ninguna técnica para permitir a sus asistentes entrar y salir del recinto con total normalidad, algo que cualquier discoteca de pueblo puede hacer, pero no Amanecer Bailando.

Como es habitual ante una gran concentración de gente, a la mañana siguiente la basura se acumulaba en el suelo ante unos servicios municipales muy escasos y no ajustados a la demanda que se necesitaba, especialmente a las afueras del recinto en un parque cercano. Y es que al no permitir entrar y salir a los asistentes, éstos decidieron beber fuera para evitar entrar hasta los conciertos que quisieran ver. Algo que no habría ocurrido con una libre circulación de los mismos.

15.000 personas “encerradas” en un sobresaliente recinto

Afortunadamente, los 15.000 asistentes encerrados dentro del recinto pudieron disfrutar de un gran sonido y buena organización interna, así como los obligatorios ante la situación puestos de comida y bebida. Si desde las 17:00 horas hasta las 10:00 de la mañana del día siguiente que se alargó el festival, no tienes puestos de avituallamiento dentro, habría sido el colmo. En teoría toda esta medida de evitar salir para evitar el trasiego de personas no tuvo ningún aspecto positivo, pero sí un incremento de ventas de los puestos del interior ante la falta de opciones.

Hablando de lo estrictamente musical pudimos ver grandes puestas en escena, aunque la jornada empezó con los suelos mojados y un césped con mucha agua que lo hacia peligroso para moverse.

Además, dicha prohibición de poder salir hizo que las primeras bandas no tuvieran prácticamente espectadores: nadie quería aguantar dentro sin poder moverse, algo lógico. Prácticamente toda la tarde se movió con pocos centenares de “valientes” que ya se animasen a entrar.

Escenario Amanecer Bailando / Foto: Raúl Torres

Grafitti  / Foto: Raúl Torres

 

 

 

 

                                                                                                                                                                                      Seguridad, muchos efectivos en los accesos pero con prohibiciones un poco raras de no poder atravesar de un lado a otro (sentido único) y tener que dar una vuelta por no poder volver por tus mismos pasos atras. Tambien las entradas al recinto se llevaron a unas zonas mas alejadas de los escenarios y dar mucha vuelta.

Publico con Angerfist /Foto: Raúl Torres

Apenas a la hora y media de la apertura de puertas no había gran afluencia, hasta las 20h que la gente ya deseando ver a uno de los 50 mejores de techno hardcore Angerfist (conocido por su careta en blanca modo Jason de “Viernes 13”) acudieron para pillar un buen sitio en las primeras filas. Mucha caña en el escenario Misa, para calentar motores para Vicente One More Time, y el broche final del también holandés Brennan Heart que estaria hasta el final del festival.

Los escenarios Amanecer y Family también tuvieron sus grandes representantes de la música techno como fue Jeff Mills un gran productor DJ de Estados Unidos y en el otro escenario Marco Carola napolitano que se enfrento a los platos a Loco Dice Dj  (productor de música electrónica).

Escenario Caviar fue uno de los más buscados

Pesos pesados del Trap y Hip Hop acudieron a su cita en Mostoles y lo dieron todo. A primera hora con muy poca gente por la lluvia y porque los accesos estaban complicados salieron entre otros Victor Rutty con su amigo del alma Rober del Pyro (burgaleses) promocionando su disco “Gatos Negros” intercambiando temas junto con Endika-935 y Esencia Tp que hicieron que movieran las manos de los primeros valientes.

Victor Rutty Rober del Pyro y Dj Kaef / Foto: Raúl Torres

Los gemelos granadinos ya aglomeraron mucha gente haciendo un buen espectáculo como buenos hermanos disfrutando de lo que les gusta, cantando temas del ultimo disco de Ayax (Cara t Cruz) y de su hermano Prok (Rojo y Negro). Natos y Waor con su buen directo con temas de su ultimo disco y algo de Barras Bravas amontonaron a casi la totalidad del publico. C. Tangana y Dellafuente lo llenaron con sus actuaciones y hicieron que la gente gritara todas sus letras moviendo el cuerpo de un lado para otro. Estos últimos ya son veteranos en directos pese a su edad y cada año van en aumento ya sea en el Trap como en el Hip Hop, tienen mucha gente joven como auténticos seguidores que van a verlos sea donde sea.

Que todos estos artistas se reúnan en un mismo festival ya daba un lleno en ventas de entradas y así paso, que colgaron el cartel de Sold Out.

Prok / Foto: Raúl Torres

En definitiva, festival que tendrá que luchar y pelear para que el próximo año prosiga en la misma ubicación pese a su calidad en detalles y artistas. Como detalle una pequeña mención a una pareja con el chico en silla de ruedas que también disfrutaron del festival y que muy amablemente accedió a una foto para nuestro fotógrafo y que agradece al festival que puedan tener acceso a ello y poder disfrutarlo.

Etiquetado , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.