«La maravillosa Sra. Maisel», la joya escondida de la comedia televisiva

El panorama televisivo vive (o más bien, está a punto de vivir) una muy relevante transición en cuanto a las comedias que se consumen: este año se dice adiós a dos de los emblemas del género, «The Big Bang Theory» y «Modern Family», así como a «Veep» (si bien esta serie ha tenido un calado muy pequeño en España pero enorme en Estados Unidos). Todas ellas son comedias con el clásico formato de capítulos de 22 minutos de duración y temporadas (salvo en el caso de la última) de unos 20 capítulos, sumando un total de 200 capítulos cada una de ella aproximadamente.

Rachel Brosnahan, protagonista de «La maravillosa Sra. Maisel», al recibir el Emmy a mejor actriz de comedia

El otro formato de duración y creación de series que se consume en Estados Unidos, el de capítulos de 45-50 minutos, es usado generalmente en drama pero rara vez en comedia. Uno de los ejemplos lo podríamos tener en «Shameless», una serie que vive con un pie en cada género (haciendo de eso uno de sus puntos fuertes). No obstante, el auge de las plataformas de pago ha permitido que las productoras se atrevan a romper estas normas no escritas de formatos y atreverse a probar suerte con pilotos que, probablemente, antes ni se habrían grabado. Y así han surgido maravillas últimamente.

Dentro de las plataformas de pago, claramente Netflix es el referente, con HBO y su buque insignia, «Juego de Tronos», a la zaga. Otras plataformas menores como Hulu (que ha sido comprada recientemente por Disney y que no da servicio en España) han conseguido crear series de culto en este momento, como «El cuento de la criada» (The Handmaid’s Tale). En esta fiebre de plataformas digitales, hace unos años apareció la división de Amazon, liderada por el programa sobre coches «The Grand Tour» que cuenta con Jeremy Clarkson, Richard Hammond y James May, los presentadores del programa de culto de la BBC «Top Gear» durante más de una década y cuya contratación fue un grandísimo desembolso económico para la compañía. Sin embargo, la plataforma de ventas se ha quedado estancada en su servicio de televisión, hasta que ha conseguido una joya audiovisual de nivel (para lo que ha necesitado aumentar la inversión que inicialmente hizo por estos servicios).

«La maravillosa Sra. Maisel», la futura comedia que liderará la nueva hornada

En la etapa en la que cada temporada de «Juego de Tronos» arrasa entre crítica y público, «La maravillosa Sra. Maisel» se ha hecho un hueco como una de las mejores series de la actualidad. Mientras que la mítica serie basada en los libros de George R.R. Martin ganó 9 premios Emmy (los máximos galardones de televisión), la comedia de Amazon consiguió 8 premios, entre ellos los de mejor comedia, y en esa categoría, los de mejor reparto, guión, montaje, música y dirección, así como los premios individuales de mejor protagonista para Rachel Brosnahan y de mejor actriz secundaria para Alex Bornstein (veterana actriz prácticamente inédita en pantalla, ya que su principal trabajo ha sido de actriz de doblaje, destacando la voz de Lois Griffin en «Padre de Familia»).

Por tanto, con solo dos temporadas que suman un total de 18 capítulos, la comedia ya ha arrasado en todos los premios de su género, a pesar de ser prácticamente desconocida en España por su nula distribución. Lo cual es una pena porque estamos ante una serie que (siendo una debilidad personal) creo que será la comedia más importante de la nueva década por venir, más aún con el fin de las series que se cierran este año.

La Nueva York de la Guerra Fría y el comienzo de la «stand up» comedy

La serie nos cuenta la vida de Miriam Maisel, la perfecta ama de casa de origen judío (extremadamente judío) en la Nueva York de 1958 que ve cómo de la noche a la mañana su vida perfecta se cae, para acabar (entre la depresión y el alcoholismo) buscando consuelo en contar sus penas sobre un escenario con una chispa natural propia de los mejores cómicos del momento. Todo esto unido al hecho de ser mujer en una sociedad altamente machista y donde las mujeres, en el mundo del espectáculo, solo podían ser cantantes.

Con esta premisa, vamos conociendo a todos los personajes que rodean estos ambientes junto al comienzo de los monólogos cómicos y cómo estas actuaciones van desplazando a las musicales o a las de magia, las habituales de la época (aún era muy raro ver a alguien subirse al escenario para contar cosas de su vida cotidiana, sin hacer nada especial).

Otro punto de agradecer es que Amazon publica las nuevas temporadas con todos los capítulos al instante, al igual que Netflix, por lo que nos podemos dar el gusto de consumirla a la velocidad que queramos. Por desgracia, no tendremos la tercera temporada de la comedia hasta finales de año, por lo que toca esperar (una vez más con las nuevas series, que se ven rápido y se esperan mucho). Mientras tanto, los que no conozcan la serie tienen una magnífica oportunidad de disfrutar de uno de los fenómenos de los últimos años.

 

El regreso de la vicepresidenta más televisiva

Etiquetado , , , , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *