Más de 200.000 personas asisten a festivales de música en la primera semana de julio

Se podría decir que el pasado fin de semana del 6 y 7 de julio fue el fin de semana de la música, porque más de 200.000 personas han estado presentes en alguno de ellos alrededor de toda la geografía española, destacando la costa andaluza. Se puede decir que actualmente la música en vivo se encuentra en un estado de salud pocas veces alcanzado en nuestro país ya que la afluencia de público ha hecho florecer festivales y espectáculos en todas partes.

Donde más gente se pudo ver es en el Weekend Festival, en la localidad de Vélez-Málaga y el núcleo urbano de Torre del Mar. Y es que la Costa del Sol ha sido la capital de la música casi a nivel europeo en estos dos días con la presencia a pocos kilómetros de los dos djs más importantes del mundo, David Guetta y Steve Aoki. 140.000 personas entre el 4 y el 7 de julio estuvieron presentes en ese festival que se ha confirmado como uno de los más importantes de España, contando además con numerosa presencia de gente de todas las nacionalidades aprovechando el verano y las altas temperaturas para el turismo.

92 artistas pasaron por los escenarios a pie de playa de dicho festival que no se detenía ni de madrugada, dejando casi cien horas de música ininterrumpida en la Costa del Sol, tildando el Ayuntamiento de Vélez-Málaga el festival de “éxito rotundo”.

No mucho más lejos, en Barbate (Cádiz), Steve Aoki actuaba ante 30.000 personas en el festival Cabo de Plata. Aprovechando también la playa y la costa gaditana, buena parte del público venía del extranjero, expandiendo aún más los festivales nacionales hacia el mundo. Allí pudimos ver a cerca de 40 artistas en tres escenarios y tres días consecutivos, en otro festival muy joven (tercera edición) que se ha afincado en el calendario.

Aunque hubo música fuera de la costa andaluza también. Más de una veintena de festivales en toda España para inaugurar el verano se celebraron especialmente en la noche del sábado aunque sobre ellos hay que destacar el Alterna Festival, en El Bonillo (Albacete). Otras 10.000 personas disfrutaron de la música en este caso con una filosofía diferente, fuera de macrofestivales y con una oferta que abarcaba muchas más disciplinas aparte de la música. A pesar de su coincidencia con grandes carteles de festivales, su undécima edición ha tenido un público fiel que ha seguido la tendencia del rock y punk principalmente, ante el mestizaje de otros carteles.

Su más de una quincena de talleres y más de una decena de exhibiciones no musicales que abarcaban desde acroyoga, malabares, slackline, monociclo o cata de cervezas artesanales y espacios como el parque y la piscina municipales fueron muy celebrados por público e incluso artistas, con varios de ellos participando.

Muchas de las grandes bandas españolas han hecho, incluso, varios conciertos en el mismo día para poder estar en tantos eventos, algo que pocas veces se había visto. Kilómetros y kilómetros en los que unos conjuntos se cruzaban en la carretera con otros, se encontraban, se entrelazaban, colaboraban, se unían y se separaban. Todo ello para que la música no dejase de sonar en nuestro país.

Etiquetado , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.