Cuando un tonto se cruza con el patrimonio histórico

Esta semana conocíamos la historia de una chica que se grabó un vídeo en Instagram tallando en las piedras de la muralla de Lugo (Patrimonio de la Humanidad) los nombres de sus amigas. Ante la presión social, ha decidido retirar el vídeo, mientras se espera una multa. Seguir leyendo