Viñarock bate récord de recaudación y se afianza como el festival musical de referencia

Todo estaba de cara para que la 23ª edición de Viñarock, el festival de música arte-nativa más importante del Estado, tuviera en 2018 una gran edición. Las fechas ocupando un fin de semana completo, con un puente el día después, y un cartel clásico, así como las ganas de muchos asistentes del año pasado de “desquitarse” de la horrible climatología de 2017, hacían esperar un evento grande.

Sin embargo, las expectativas ya desde la fiesta de bienvenida (e incluso desde el día antes ya en el camping) quedaron muy cortas y los recintos tenían más presencia que incluso en otros años con el festival ya comenzado, lo que hacía augurar que algo grande iba a pasar. Y lo que terminó pasando fue que Viñarock 2018 ha batido (y con relativa facilidad) su récord de impacto económico, su récord de recaudación (20’5 millones de euros), la cifra de trabajos creados para estos días (3.700 empleos), las tasas de ocupación en la provincia de Albacete y en la comarca de La Mancha (100% en 60 km a la redonda), y no ha batido la de mayor asistencia sencillamente porque no cabe más gente, igualando la cifra por encima de 200.000 personas de años anteriores (ya que la superficie del recinto no permite más gente).

Foto: Raúl Torres

Si a eso le unimos una climatología que ha perdonado, dejando un festival con días primaverales y con la única molestia del viento (especialmente fuerte el domingo, que dejó muchos daños en los toldos de los campistas) y lluvia muy escasa (racheada y casi anecdótica), se puede decir que el tiempo se ha aliado con Viñarock (y ya era hora).

Algunos de los conciertos más multitudinarios de la historia

La edición 2018 ha dejado conciertos para la historia, y es que no se recordaba tanto aforo en algunos de ellos desde hacía diez años. El sábado, los madrileños Boikot ya sorprendieron con una asistencia de público disparada e inesperada, con personas a más de 200 metros intentando ver el concierto. No cabía nadie.

Por eso, si los cabeza de cartel del primer día ya eran capaces de arrastrar semejante cantidad de público al recinto principal del festival, todo el mundo se preguntaba qué pasaría cuando los valencianos La Raíz apareciesen, por última vez, para despedirse de Viñarock, uno de los festivales que les hizo grandes. Y así pasó: los más veteranos comparan ese concierto con el de Marea de 2008 en asistencia, cuando el recinto literalmente se quedó pequeño para recibir al Viña original en Villarrobledo. En este caso lo hacía para despedir a una de las bandas que más han marcado el panorama musical español de la década.

Foto: Raúl Torres

Y con esa perspectiva, cabe preguntarse si Viñarock ha tocado techo, a pesar de que todo parecía indicar que sí. Es cierto que se requieren condiciones muy concretas para conseguir las metas de esta edición, pero también ha demostrado que, si hubiera tenido más recinto, habría metido a más personas. Y el eterno dilema de “Viñarock siempre lleva a los mismos grupos” que tanta gente esgrime, queda respondido por el público: sí, Boikot lleva 14 actuaciones en Viñarock, pero es que ha llenado el recinto. Otra vez.

 

“No hay ninguna razón para no volver”

El alcalde de Villarrobledo, Alberto González, citaba a Soziedad Alkohólika en la rueda de prensa oficial para afirmar que el éxito y las cifras de este año pueden no ser un hecho aislado y que son capaces de conseguir repetirlas el año que viene. Al menos, no ve ningún motivo por el que no pueda suceder, y es que Viñarock ha alcanzado un punto de comunión con su público en que es capaz de publicar prácticamente cualquier cartel y anunciar a cualquier artista, y rozará el lleno. Porque ha trascendido la música, y su camping es la clara muestra de cómo se ha convertido en algo más grande que los propios conciertos.

Foto: Raúl Torres

No todo es perfecto, ni mucho menos. De hecho, muchos problemas este año, a destacar los problemas de sonido en numerosos grupos del escenario Villarrobledo que provocó incluso algún cambio de hora para poder actuar. Problemas también para los periodistas que cada año nos vemos más encerrados y dificultados para poder hacer nuestro trabajo. Y los más graves son los que pueden ocurrir si alguien tiene un problema de salud entre tanta gente, ya que si bien tras la muerte de un asistente en 2013 se pusieron muchas medidas para conseguir llegar a la gente con más celeridad, parece que se ha vuelto a olvidar, y una ambulancia no puede pasar entre 60.000 personas sin tardar entre 30 y 40 minutos. No se puede tener la atención médica de un festival menor y se tiene que recordar de nuevo aquella mala experiencia, precisamente para que no vuelva a ocurrir.

Viñarock se encuentra en una nueva juventud (ya hemos perdido la cuenta de cuántas van) y gestionarla puede encumbrarlo incluso a festival internacional de referencia (si se abre más a grupos internacionales, evidentemente). El mercado del rock nacional ya es suyo y merecidamente. En su mano, mantener ese trono en esta nueva burbuja de festivales que se vive y no caer en la dejadez. Esa es la única razón para no volver, como dijo su alcalde.

 

Las mejores imágenes del público – Viñarock 2018

Las mejores imágenes sobre los escenarios – Viñarock 2018

Tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

One Response to Viñarock bate récord de recaudación y se afianza como el festival musical de referencia