Weekend Beach Festival: la variedad y la playa como cabezas de cartel

La tendencia normal en los festivales musicales que se hacen en nuestro país es progresar y evolucionar con el paso de los años hasta que, a veces de manera inevitable, se estancan o bien pasan a vivir de las rentas. Unas rentas que pueden llegar a durar demasiados años y acabar en el desapego del público. Son, precisamente, esos organizadores que no aciertan en los momentos críticos los que se quedan en la orilla y acaban en cancelaciones o la muerte del evento tarde o temprano.

Un claro ejemplo de progresión y evolución notoria por su buen quehacer está en la Costa del Sol, concretamente en Torre del Mar, Málaga. Hablamos del Weekend Beach Festival que este año celebra su quinto aniversario por todo lo alto, aprovechando de las mejores maneras el idílico entorno para la celebración de un festival de envergadura, colándose entre los grandes festivales nacionales del país, con una apuesta atrevida y contundente, fiable y equilibrada.

Un evento que hace de la playa su cabeza de cartel y del sol y la costa andaluza su mejor telonero. La organización y distribución de todo el complejo es uno de sus grandes aciertos: el recinto, muy bien aprovechado, a escasos metros de la playa y con un camping que hace la estancia cómoda y atractiva. Si a eso le unimos garantía de sol, el comienzo del verano y el encanto de la zona, el éxito esté garantizado.

El salto a evento internacional de primer nivel

El cartel que presenta este año el Weekend Beach Festival es también una clara confirmación de su categoría. Lejos de asemejarse a otros festivales, busca ser singular, único, y además va un paso más allá (valiente y arriesgado, pero que lo coloca a la vanguardia). Apuesta por la mejor selección musical del momento, combinando géneros que conviven a la perfección. Y sin importar procedencia. Ecléctico, para muchos una mezcla muy extraña, pero con nombres que llenarían estadios por sí solos.

Mestizaje, rock, punk, metal, rap y la electrónica (con su espacio propio) hacen las delicias de sus asistentes, que cada vez son mayor en número (130.000 el año pasado y este año, ante la avalancha de entradas anticipadas que vendieron en la primera tanda, la organización puso más a la venta). Por sus escenarios hemos podido ver pasar estrellas internacionales de género variado y talla mundial como Damian Marley, Skrillex, Wiz Khalifa, Gamma Ray o Sepultura.

En solo su quinta edición, David Guetta ya encabeza los cuatro días de música, junto a la cima del punk con los clásicos The Toy Dolls y la locura de The Offspring, o el alto voltaje de Ill Niño. Además, hacen una apuesta sin precedentes por el reggae internacional con nombres como Alborosie, Inner Cicle o Jimmy Cliff. Actuaciones la mayoría de ellas únicas en España en 2018. Un cartel abrumador ante estos nombres

Con estos alicientes, la quinta edición promete ser otro éxito rotundo, siendo la consagración de un festival tan joven como una de las referencias del panorama nacional. Y es que uno se pregunta, viendo tal evolución, donde está el techo del Weekend Beach Festival.

Aún puedes adquirir tu abono en la página web del festival.

Etiquetado , , , , , , , .Enlace para bookmark : Enlace permanente.

Comentarios cerrados.